18 agosto 2007

Chancleta

Todos alguna vez soñamos en convertirnos en una estrella de algun deporte o de destacarnos en algo. Siempre el motivo, en el caso de los hombres, es el mismo, poco original, que se repite de generación en generación y que nos convierte en seres sumamente predecibles: levantar minitas. Desde pequeños, ya en el jardín de infantes desafiamos todos los limites pateando la caja de crayones, pinturitas o lo que fuera para lograr al menos una tímida sonrisa de nuestras compañeritas.
Mi experiencia personal con los deportes es un tanto complicada.
Para empezar, jugué al futbol tanto en los recreos durante la primaria, como en el club del barrio. No recuerdo que en alguno de los dos lugares alguien me tuviera en cuenta. No solo porque no me reconocían ni les gustaba que yo sea el 4 mejor cotizado de la historia del futbol amateur, sino porque además era malísimo. De los 3 partidos que llegué a jugar en la liga barrial, en dos fui expulsado. Pasaba que mis rollitos demás y mi falta de habilidades en el sagrado arte del balonpié me convertían en solo un objeto que los delanteros tenían que esquivar. Era así que yo esperaba con las gambas abiertas, el corazón ansioso y el culo lleno de preguntas, que me tiren un caño para luego, darme vuelta y hacerles un tacle francés. De esa manera, el árbitro me expulsaba, mis compañeros me escupían, y mis hermanas se cagaban de risa de mi infortunio. Mis compañeros solían llamarme "Aldo", ya que estaba Aldo-pe en la cancha. Cansado de que el éxito no me llevara a ningun lado, a los 12 años decidí mejor dedicarme a otra cosa.
Natación: Desde los seis hasta los dieciseis años nadé en distintos clubes. Algunas temporadas compitiendo, otras no. Algunas veces agarrandome calambres en la zona profunda de la pileta, lo que me tenía preocupado por partida doble: La pierna, y no morir ahogado como un idiota en cinco metros de profundidad. Algunas veces entrando en la pileta con mi blanca palidez, digna del Conde Chócula que haría temblar hasta el más malo. Lo que pasa es que mi figura sin ropa no es algo que atraiga a las damas. No solo por mi palidez ya mencionada, sino por mi cintura, rollos, y patitas de tero peludas, lo que no explica por qué tantas figuras geométricas si dividieramos mi cuerpo en partes. (sí, chicas, estoy soltero). El punto máximo de mi conflicitva, hermosa y duradera relación con el agüita llegó en Diciembre del 2005. Después de un año y medio de entrenar de Lunes a Sabado seis horas diarias, estaba dispuesto a rendir el examen que me habilite como Guardavidas. La mala noticia llegó con un cambio de la legislación a último momento que impedía que un menor de 18 años pueda dar el examen. Yo tenía 16 por aquel entonces y me sentí practicamente violado. No por el examen, sino porque había un viejo que lo pesqué en reiteradas oportunidades mirando fijatemente a la beluga bebé que vive entre mis dos piernas. Fue así que decidí mejor dedicarme a otra cosa.
También jugué al voley y a antes de cumplir quince años, debuté en primera. Dejé en marzo del 2004 cuando jugando con mi club, un adversario tuvo una fractura expuesta a menos de medio metro de mi persona. Hecho que dejó secuelas imborrables, ya que a partir de ahí empeze a gritar mucho. Grité salvajemente hasta que me quedó un hilito de voz en la garganta. En esos momentos aprovechaba para jugar al Yo-Yo con mi propia cabeza los sabados a la mañana mientras escuchaba a Alejandro Sanz, o a Miguel "Conejito" Alejandro. Lo dificil era no chocarme la cabeza contra los muebles.
También intenté jugar al Béisbol, pero ese nunca lo entendí. Al momento de enseñarme a jugar, me explicaron que era "Muy similar al 'Quemado'". Me pregunto en qué se parece este juego por demás norteamericano al clásico entrenimiento infantil. Jamás comprendí si eran similares en la parte en la que uno le apunta a la trompa del contrincante siendo que este no es de nuestro agrado, en la parte en la que uno pone la cabeza para que a la señorita de nuestro interés no le pegue el bochazo que la deje fuera del juego, o en la que se agarra la bolas porque fue víctima de un golpe malintencionado de algun guanaco del otro equipo. No lo sé. Sigo mirando Béisbol y no lo entiendo. Como tantas otras cosas en la vida que miro, vivo y no comprendo. Como que a una abuela con Al Zehimer le intenten hacer memorizar el significado de los números de la Quiniela.

Ahora, luego de dos años ininterrumpidos de inactividad, un atado de Camel por día y mucha cerveza los días de descanso, puedo afirmarles que el deporte mundial se perdió una gran estrella. Sí, señoras y señores, yo hubiera sido un excelente Jockey... de haber medido cuarenta centímetros menos de los que mido actualmente, haber tenido un padre dueño de un Stood y ser retrasado mental.

Ok, con la última cualidad quizás sí dé con el Target.

6 comentarios:

flacha! dijo...

PENSAR QE EN MI PUTA VIDA HICE UN DEPORTE COMO LA GENTE.
UNA VEZ INTENTE EMPEZAR A TOCAR PIANO PERO ERA CHIQITA VISTE, EL OTRO DIA ME DI CUENTA DE QE ESA ERA MI GRAN PASION CUANDO ME ACORDE DE MI PIANITO DE JUGUETE QE SUENA COMO LA MIERDA, AYER ME ACORDE DE COMO ME GUSTABA TOCAR PIANO, AUNQE MI MAMA ME DIJO QE TODO HUBIESE SIDO MAS FACIL PARA MI SICADA VEZ QE APARECIA ALGUIEN PARA ESCUCHAR COMO TOCABA NO ME ESCONDIA ATRAS DE UNA PUERTA/CAMA/CUARTO/LO QE FUERA(?)
NO ES UN DEPORTE PERO FUE LA UNICA VEZ QE QISE HACER ALGO.
LOVIU CHULIANNN Y NO TE PREOCUPES, CON O SIN DEPORTES YO TE BANCO IGUAL OH YEAHH

El rosarino dijo...

Chulian esto me trajo recuerdos a que podes ser un Ever Ludueña tranquilo.

Yo en mi epoca de Soccer Player, para la liga juvenil del club Newells OLds BOys ( NOB ), yo tb jugaba de 4.

Pero con la condicion que yo soy ZURDO. pAPA era un espectaculo verme jugar por derecha siendo zurdo, la verdad no me quiero agrandar pero bajaba como loco a los otros y no tuve ninguna expulsion. Una vez me acuerdo que baje a 2 ( los jugadores estrehsas del otro equipo ) en la misma jugada, pasó uno y lo tumbé la llevo el otro y se la re puse.

Al fin era un espectaculo verme, ademas de defender, hacia los relevos por el carril derecho desbordando y metiendo centro para que algun jugador meta el gol y ganaramos el partido.

Dps Los centros que tiraba de los tiro libres, siempre eran goles, ya sea directo o porque alguno la peinaba.

La verdad en el futbol en la epoca del 97-98-99 era muy bueno.

Lamentablamente descubri la paja en esa epoca y deje el futbol por la paja y la joda.


Pero lo que hice en toda mi vida fue hacer natacion.

Awante el aguaa.

el rosarino dijo...

Ahora mi sueño es ser el Compaginador o Mezclador de MIranda!, quiero serrr el programador, el dj el sonidista de la bandaaaa wiii, de esa o de alguna otra qe sea media electro.

Seria mi gran sueñooo.


Flacha ponete las pilas con el piano y que chulian toque algun instrumento y hacemo una bandita :p.

Len. dijo...

chulian maloooooooooooooo!!!!
me paso para q no me pegues :P
jajajaj

te quiero pendejop!
=)
Len,

No soy yo, sos vos dijo...

Uy, yo soy un cero para los deportes. Mi prof de educación física me decía "manos de algodón" jaja Igual, quedate tranqui que las mujeres no morimos por los deportistas (o al menos la mayoria de las que yo conozco). Salvo que seas botinera y ahí vas para otro target...

La Tigresa Márquez dijo...

Yo nunca fui muy amiga del deporte. Aunque siempre me gustaron las artes marciales, ya ves que hago Karate, jejejejeje...

Si por mí hubiera sido, hubiera empezaod hace 11 años.

Besos