29 agosto 2007

Turismo de Aventura

Rencores aparte, la mejor noticia del día llegó pasadas las nueve de la noche en el aula 15 de la UBA con sede en Martinez: "¿Cortamos a las diez hoy?". Segunda semana consecutiva que nuestro estimadísimo profesor de economía, más conocido como "Hoy nos vamos antes" anunciaba gozozo el fin de la interminable jornada de miércoles (Literalmente hablando...sino fijénse en un almanaque qué día es hoy).
Cagándome de frío y con el último restito de puchos en el paquete que me quedan hasta mañana superé vientos, ganas de mear, de hacerle el amor incansablemente a una compañera y, bondi de por medio, arribé a la estación de Acasusso.
Llevo ropa de oficinista, y no es que acabo de violar en el subte a una secretaria de microcentro con piernas esbeltas y uñas bien arregladas. No solo porque en provincia no tenemos trenes subterráneos, sino porque además, mi abogado me lo prohibió. Evidentemente me estoy volviendo un tipo serio. Mis ojos van posados fijos sobre un libro un tanto Marxista, mis orejas están completamente cubiertas por el plástico de los auriculares y mi gorrito navideño. Entiendan que salir de Beccar tan temprano y con estos "calores" a las 8 de la mañana hacen que uno tenga que recurrir a cualquier medio para cubrirse la capocha. Mi gorrito hippón estaba lavándose al comienzo del día, con lo cual mi unica opción para evitar el freezingbrain se vio acotada a un gorrito de papá noel comprado para la ocación. Con toda esta descripción solo queda pensar en lo maravilloso que va a ser el viaje de vuelta en este hermoso tren. u2 al mango, un buen libro entre mis manos, Pero...
Siempre un pero. A veces ignoro la posibilidad de fijarme bien en los lugares a los que acudo. Escuché el tren venir, noté la vibración del andén cuando las puertas se abrieron y me introduje en lo que sería un viaje muy placentero. Al menos, los 10 minutos que me separan con mi estación de destino.
La luz, por demás escasa y la atenta mirada sobre mi osamenta por parte de un compañero viajante me puso en duda. Todo lo que tengo que hacer para saber que está ocurriendo es despegar los ojos del libro, levantarlos lo suficientemente suave como para no incomodar a nadie al hacer contacto visual pero lo suficientemente rápido para distinguir alguna cara conocida. Pero la luz, escasa como nunca me lo impidió. La puerta se cierra bruscamente y ya estoy aquí. Por fin levanto la cabeza y ahí lo noté.... ¡LA CONCHA DE LA LORA ME METÍ EN EL TREN DE CARTONEROS!
No solo con esta pinta, no solo con el gorrito navideño, no solo con mi hijo nuevo colgando de mis oidos, sino que además llevo puesta una camiseta DE BRASIL porque es abrigadita y evita que se me marquen los timbres con el frío matinal. Ruego que nadie la note. A esta altura u2 no suena más y se escucha a Sabina cantando "Y la vida siguió como siguen las cosas que no tienen mucho sentido". Sabias palabras, don Joaquín.
Quizás si digo que soy el hermano de Gastón Pauls me perdonen la vida, no se queden con mis órganos y no se disputen la escritura de propiedad de mi culo y mi garganta. Dos muchachos insinúan que me van a culear y a matar, quizás no en ese orden.
Un olor raro se percibe en el ambiente. Evidentemente a esta centena de desocupados no le agrada mi presencia. Con cada grito de mis nuevos compañeros que cuestionan mi sexualidad y mi expectativa de vida sólo me acuerdo de aquella vez en el tren fantasma.
-Este tren no para hasta Capilla del Monte, papito sentencia un viajante. Pedir auxilio, socorro, o bien intentar dialogar con un maquinista no es algo en lo que me destaque.
Listo, yo que justo ayer hablaba con mi hermana sobre mi seguro de vida. Menos mal que ya tengo todo el papelerío en trámite. Hasta imagino el lado bueno de las cosas, ya que la primogénita de la familia dijo que con esa plata se iba a operar las gomas. Bien por ella.
Beccar se avecina y el tren no planea frenar pero yo, que después de un día completo rodeado de riesgos y de ilegalidad, tomo coraje, inflo el pecho y -Mp3, gorrito navideño y libro ya guardados en la mochila- me arrojo por una ventana. Solamente me raspé un poco el cuerpo. Lo que también tengo raspado es el cerebro y no por culpa del golpe. A partir de hoy me autoproclamo Idiota Nacional. Y no, no por no fijarme en qué tren subirme, por algo mucho peor... fue por no fijarme bien donde tirarme! Al momento de aterrizar con mis manos en el áspero andén me dí cuenta que mi bongee jumping tercermundista había sido una estación después. Victoria y su gente NO top me miran con asco. Mi primer movimiento antes de emprender la caminata que me lleve hasta mi hogar es sacudirme el polvo... maldito acosador, hubieras apuntado para otro lado. Este jean es nuevito.

8 comentarios:

EL ROSARINO dijo...

te pasa por TROLO Y BOLUDO. JAJAJA JODA.

LO DE BOLUDO ES EN SERIO.

EXITOS.

Lulyta, soy agnóstica (aclaro) dijo...

Jajaja, salvaste tu ano ¿virgen? de pura suerte. Pero bueno, estas cosas suelen pasarnos cuando venimos distraídos, sobre todo si venís pensando en culos y tetas. Saludos y ya sabés, cuando tenés pensamientos pecaminosos Dios te castiga :P

el rosarino dijo...

Gordo no quiero decir nada pero la gente pasa porque les calienta mi firmaaa :p....


Http://www.fotolog.com/dj_rokyto

el rosarino dijo...

Te iban a meter el tubito de carton de papel Higienico y el del Rolly sex adentro del ortoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooj


jajaja :p.

Chulian dijo...

para mi que sos vos el que se autovota.
no lo quería decir así pero bueno...

el rosarino dijo...

Es lo que hay...

Wilfredo Rosas dijo...

jejejejejjj
Lulyta, soy agnóstica (aclaro), dios no castiga cuando pensamos en eso!! al menos, quiero creer eso. necesito creer eso!

Anónimo dijo...

jajjajajajjajaja

eso te pasa por colgado!!!!

igual me imagino como la habras

flasheado...!!! jajajjajaja

y bueeeeeeee... asi estamos pais!

besoteeee

y espero verte pronto guachito!

La Gigi´s