28 marzo 2008

La terminal (del subdesarrollo)

Tal como Tom Hanks (Y no me refiero al personaje retardado que hizo a principios de la década del noventa. Al menos no en este update; quienes me lean a menudo sabrán que nada más alejado de mí que ser un bobo a pedal como Forrest Gump) voy a vivir en un lugar de tránsito público y tránsito lento.
Después de mucho meditarlo, hacer cuentas, evaluar los pro y los contras, opté por tomar posesión de la Universidad de Buenos Aires. Me va a salir más barato instalar una carpa en un aula abandonada que seguir viviendo aquí, ya que durante los próximos meses de mi vida deberé acudir seis días a la semana en pos de terminar el conchudo CBC. Además, cuento con baños, locutorio, cafetería y kiosko. Siendo realista, hoy por hoy es todo lo que necesito para subsistir.
A la hora de repartir los papeles, se me ocurrió que el del guacho que quiera deportarme quedará relegado a algún muchacho del Departamento de Alumnos (o del monoblock de profesores) quien se encargará de hacerme la estadía imposible. Probablemente se alíe con los caballeros de la franja morada para que irrumpan en mi franja y hagan estragos en mi virginidad anal. Ahora que lo pienso a mi culo y a la carpa, tienda, o sábana sostenida por un montón de ramitas le voy a poner alarma perimetral, Lo-Jack y ADT.
Ya que la historia cinematográfica también incluía un amor dificil de sobrellevar, se me ocurrió que mi enamorada de turno podría llegar a ser Eleonora, la dama que atiende el barcito. Si bien ella no es Catherine Zeta Jones y tampoco tiene un novio que sea piloto de aviones, el tipo la RE pilotea con la máquina de café. Es motivo más que suficiente para ser parte de esta historia. Además, el hombre pasa ahí gran parte del día, tal como lo haré yo en un futuro no muy lejano para pelear por el cariño que me tengo merecido. Dicen que a los enemigos hay que tenerlos cerca... debe ser por eso que mis viejos comparten techo hace más de treinta años.

A propósito, Papá Noel me respondió la cartita que le envié hace algunas semanas atrás con una nota que decía "¡Andá a lavarte el ojete vos, perejil! El próximo chiste que hagas sobre Rodolfo y sus adicciones mi cruel familia y yo vamos a tomar represalias. El tiro que te lo pegue tu vieja".

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Si... que te quede bien claro, con Rodolfo no se jode.
Papá Noel.
P.D.: ho ho ho ho.

Pau dijo...

La idea es válida en la medida que tu pais no desaparezca como lo hace el país de Tom! O sea, en la medida que siempre puedas volver a tu casita calentita, cómoda y con comida servida.

Gisela Ange dijo...

Cositaaaaaa... Cuidate por favor de los de Franja Morada!
La película es muy linda, pero dudo que la UBA sea en infraestructura como aquel aeropuerto. Y no te enamores demasiado de Eleonora. Tenéla ahí, porque es muy probable que siga con el piloto de máquina de café.

Solo un cuatrimestre Chulián... El tiempo pasa volando. Besote niño!

Cecilia Díaz dijo...

Chulian!

vamos q no te va tan mal!!!

Es buena la idea de la carpa frente a la facu, pero si te quedas mucho tiempo quieto te van a empapelar de afiches políticos, ojito!

Sobre los enemigos... sabes lo q pienso para mi es mejor bien lejos!

un abrazo de oso!

Jime dijo...

jajaj te juro q me mató el comentario sobre tus viejos!! me hizo pensar en los míoss!!

y si el colchoncito puede ser doble por ahí me podes hacer un lugar!.. yo tb estoy mal con esto de cursar de lunes a sabado... se abusann!!!

besos chulii q te sea levee!!!

Ji