27 septiembre 2007

Sos un Tigre

Él: ¿Viste que todo Beccar es de Tigre?
Yo: Sí. Tigre me cae simpático a mí también.
Ella: ¡Dejen de hablar de Tigre, che!
Él: ¡Callate hija de puta la concha de tu madre!
Se produce un sabio silencio. -No hace falta que levantes la voz, intervengo. La chica de azul está a unos pocos metros mío y me dieron ganas de abrazarla después de semejante puteada del gusano este.
Estamos todos de acuerdo en que hay que maltratarlas un poquito. Un poquito, dije! No se ve muy lindo desde acá, a dos bancos de la señorita en cuestión la cara que te puso después de lo que le dijiste. Una cosa es dejarla hablando sola, decirle que no se preocupe por su soledad ya que ciegos hay a patadas o que le deseas una muerte larga y dolorosa a costas del gas mostaza. Esos son maltratos con onda, con swing. Hasta te diría que son con amor e incluso no son muy ofensivos. Bueno, el ultimo quizás sí un poco, pero no mucho.
Entre la chica de azul y el gusano hay otro personaje: La embarazada. En realidad, eso creo por su contextura física. Más presisamente por tener tremendas tetas apoyadas sobre la panza que bien podría servirme de almohadón a esta hora de la noche. Esta chica tiene que ser mi amiga. Al menos por un rato para descansar las cervicales.
Una vez durante el secundario hablaba con un compañero el tema de las señoras con panza puntuda y un pequeño adentro. Personalmente, me daría como cosita tener relaciones con una futura madre.
El gusano se hace el lindo con la embarazada y sigue maltratando a la compañera. Ella le muestra su pearcing en el ombligo y el sentencia: "Te agregás cosas que te hacen quedar más fea todavía, bicho". A estas alturas ya es algo personal. Si bien sólo conozco al batracio de sweter azul de vista y por que estuvo con algunos conocidos míos, ahora me sentí mal por las agresiones gratuitas que viene recibiendo. ¿Vieron? Tengo sentimientos y todo. Para colmo el zapato este me sigue dando charla: Che, ¿Y tu vieja cómo anda?, me pregunta. Embarazada, ¿No sabías?- le respondo. No, no sabía nada, contesta. Sí, un garrón. Imaginate que con 56 años el pibe va a salir down. Encima es del sodero- le miento. ¡¿DEL SODERO?!. A viva voz y para que nadie quede sin enterarse lo puta que puede ser mi mamá cuando mi papá trabaja. Su grito lo escuchó hasta el sordo que hoy pedía monedas en el bondi. Los cincuenta monos del aula 10 se dieron vuelta y ahora mi rostro se asemeja al de un culo de mono tití sin depilar.
Algunos maltratos más y la chica rompe en llanto. Toma su bolso y camina hacia la salida. Es una escena de telenovela, creanme. Solo falta Andrea Del Boca metiéndole un buen cachetazo, un balde de esos pochoclos que se me pegan en el paladar y el show está completo. La ahora NO embarazada la escolta hasta la puerta. Lo confirmé: más que embarazada estaba haciéndo mérito para ir a Cuestión de Peso. Yo estoy igual. Así que si en vacaciones me pierden el rastro ya saben donde ir a buscarme.
Ella se detiene al llegar a la puerta. Se da vuelta con una gracia pocas veces vista. Su pelo se desliza por sus hombros como una publicidad de shampoo berreta. Tiene los ojos tan colorados que bien podría sacarselos, escribirles CAI y usarlos como pin del Club Atlético Independiente. Mandale un beso a Juani, le dice al gusano. ¿Y a mí no?, contesta él casi con un tono de ofendido. Dolido como chica fea que nadie sacó a bailar y que al llegar a su casa su mamá, que es mujer y sabe lo que se sufre, le pregunta qué tal le ha ido. Todavía no lo puedo entender. Mi cara que hace algunos minutos era la de la primera luz del semáforo, ahora está blanca como la hoja. Blanca porque no tomé apuntes en toda la clase, principalmente. Jeje.. a esta me la quiero levantar, esboza. ¿A la embarazada?- le digo. No, a la de azul. Es la que te conté que tengo muerta, contesta mientras respira hondo. Deseo que se atragante con su propio aire. Quiero que tosa hasta escupir los pulmones por la boca y sacarle las bolas con una visagra para ponerselas de zarcillos. No vas a llegar muy lejos, le digo mientras guardo las cosas en la mochila y me voy tras los pasos de la víctima.

8 comentarios:

La Tigresa Márquez dijo...

Qué historia!!!
Espero que andes bien... ahora pasate vos!
Besos

Seraph dijo...

aguante el matador!

Lulyta dijo...

Odio a los maltratadores, a los machistas, a los que se la dan de langas, a los futboleros, y a un par más. Jajajaja, resentida la chica.
Ahora son todos de Tigre, ¿viste?.
Tu blog es como un culebrón, hay que seguirlo día a día.. si te perdés un capítulo cagaste. Julian's life.
Y bueno, contá el resto de la historia que la dejaste picando, ¿te la encaraste en el pasillo?, ¿te encaró y te fuste corriendo?, ¿le ofreciste muy amablemente apoyo psicológico, un hombro en el cual llorar?, ¿te fuiste a tu casa y te pasó algo loco en el bondi o en la parada?...

Chulian dijo...

Jajajajajajajaja
En realidad, no. No paso nada interesante, pero si quieren lo invento. Hasta ahora siempre hablé con la pura verdad, vio?. Todo lo que está relatado sucedió. No me quiero volver un mentiroso.

El rosarino dijo...

pera pera pera perá-


LULYTA CON EL COMENTARIO ANTERIOR, ODIA A LOS HOMBRES....

FUE MUY FATAL FEMM SU COMENT.


Y GORDOOO NADA EL FINAL FUE ASÍ.

EL HIJO DE LA GORDA EMBARZADA ERA DEL EX NOVIO DE LA DE AZUL.

LA PELOTUDA ESA SIMPATISANTE DE TIGRE... AHH RE QUE BARDEABA AL PEDO EL CHABON..


BESO NO SE QUE DECIR Y LA TOY RE VOLANDO EXITOS.

Marinita dijo...

Hola!
Boludo, de verdad el pibe le contestó asi a la chica??
Que hijo de puta!, me parece que fuiste un tanto sutil en tu respuesta.
Que pendejo desubicado!!!!!!!

bueno,nada, eso.

besito!

Chulian dijo...

En realidad me hubiera encantado contestarle que de seguir así se va a matar a paj* por el resto de sus días, pero bueno...


¿viste que bien me vengo portando, marinita?

la gata del oriente. dijo...

rosarino sos un idolooo!.