22 diciembre 2007

Como irse de un bar sin pagar II (El método)

Hay que tener en cuenta varios aspectos a la hora de elegir irnos de un bar sin dejar el billete correspondiente.
-No lo hagan siempre en el mismo lugar.
-No hagan correr la bola de que en tal lugar es seguro que se van ebrios y de arriba, es factible que no les salga.
-Busquen irse cuando el camarero está a pleno, o se fue al baño o a la cocina.
-Váyanse con actitud de "Ya pagamos". Mirar mucho hacia la barra denota que algo están ocultando.
-Si se van a ir sin garpar, que sea por una causa noble. Ejemplo: El lugar estaba lleno de minas histéricas o que están lejos de vuestro alcance o Este lugar es una garcha y es caro al pedo.

Mis años de camarero me han enseñado las falencias del oficio y llevaba meses planeando el gran golpe. Para la época que esto sucedió mi sueldo era menor a los trescientos y pico de pé por mes. Imaginen que si salía viernes y sabados durante un mes, a un promedio de sesenta mangos por noche el saldo total me daba cuatrocientos ochenta mangos solamente invertidos en chupi. No era negocio y tampoco estaba en condiciones de negarme a disfrutar de las maravillas que la noche puede ofrecerme. Por más que actualemente el noventa por ciento de las veces salimos con mi coequiper y es tan poca la fé que nos tenemos que ni nos calentamos en encarar minas. Somos triste, sí, pero no pretendemos parecer lo contrario. (Algún día esas turras que fuman y nos miran mientras bailan solas en un rincón van a venir hacia nuestra mesa, lo sé)(No, no va a pasar nunca pero tampoco perdemos las esperanzas)(La esperanza, como siempre digo, es solamente una zamba)(Ok, le aflojo a los paréntesis y sigo con los tips para irse sin garpar).
Era una noche de invierno con Antonela y su fiel caballero. Abstemios ambos, y desinteresados en acerme compañía en la borrachera. La primer cerveza la pasé como agua, pero esa la pagué ya que el camarero fue lo primero que solicitó. Luego un Gancia batido, trago maraca si los hay, pero que me gusta. Depués otra cerveza y un "Te pago todo junto en la barra, ¿dale?". Minutos más tarde otro gancia batido y ya me sentía el amigo gay. Dos hombres y una mina en la misma mesa, evidentemente el papel de puto no me jugaba a favor ya que ninguna dama se me acercó ni siquiera para contarme lo ridículo que me veía. "Una chervechita más y nos vamos", arengaba yo para acabar la noche y pedir otra Gancia.
El momento clave fue pararme de la mesa. Estaba en ese dulce punto entre las ganas de vomitar y menear la cabeza al ritmo de cualquier canción de Gloria Gaynor. Firme frente a la barra, -Sí, lo tuyo son tres Gancias y tres Stella Artois... setenta y cinco pesos. -No, mirá, tomé una sola cerveza que te la pagué y te vengo sí a pagar un Gancia, dije seguro mientras Anto me miraba con cara de "No podes". -¿Estás seguro?, acá no lo tengo anotado respondió el barman. -Mirá, flaco, ya te pagué todo y ni siquiera me dieron el ticket por la compra, cosa que deberían hacer por ley, dije casi a los gritos. Era importante que se sienta intimidado y opte por darme la razón antes que pasar vergüenza delante de la clientela. Soy especialista en hacer ese tipo de cosas.
Meses más tarde le pedi a Anto que se afane la Bola 8 del Pool. La tengo en una estantería de mi cuarto.

Lo del Miércoles.
Lo del miércoles fue algo especial, algo personal. Luego de confirmar que PB no es de nuestro tárget y lejos estamos de alcanzar las damas que ahí frecuentan, optamos por vengarnos.
Una vez concluído el show, las perras que nos rodeaban se acercaron a saludar a los miembros de la banda. Nosotros, en cambio que para ese sitio somos pobres y casi indigentes, nos quedamos sentaditos relojeando culos. El malón de minas se dirigía hacia la puerta y cruzar una simple mirada nos bastó a para decodificar lo que ambos estábamos pensando -Agarro el stéreo, paso por el baño y te veo en la camioneta, dijo Tin mientras se paraba y divisaba a un séquito de hembras que salían como manada desesperada. Dale, dale, yo me termino la birra, el pucho y salgo, contesté yo. Claro, si iba a tomar gratis, mínimo tenía que terminar los dos vasos que le quedaban a la rubia de culo frío, o botella, como prefieran llamarla.
En serio, háganlo sólo cuando la ocasión lo merezca, no sean ratas, no lo hagan a menudo y tengan en cuenta que quizás pueda salir mal. A mí todavía no me pasa, no obstante siempre tengo un speach preparado y la billetera afilada por las dudas.

7 comentarios:

Pau - NSYSV dijo...

ajaja, ok, voy a probar, eso si, necesito apoyo moral, asi que voy a buscar a alguien caradura que me ayude.

Mi prima se robó una silla de Moliere! Podes creerlo??

Lulyta. dijo...

Actitud de "Ya pagamos", JAJAJA.
Personalmente no me va la onda de irme sin pagar, o que me cobren menos de lo que consumí.. lo máximo que hice fue robarme un vaso. Já!
Poca acción la mía. Gracias por los tips igualmente!
Besos.
=)

Chulian dijo...

Yo te ayudo! Me encanta hacer justicia, muahahaha

Lulyta. dijo...

Jajaja, Robin Hood.

cubremisojos dijo...

Jajajajajaja. Me rei enserio, no como cuando pongo "jajajaja" y no me rio (ups! ahora lo sabes! :P). Otra cosa, me acabas de cagar la noche, recien rechaze una propuesta de salir con mis amigas, y es demasiado tarde para retractarme ya que tengo a mi hermano a mi cuidado, y lo que acabo de leer en tu blog me dio muchas ganas de salir!
Me senti muy identificada con "Estaba en ese dulce punto entre las ganas de vomitar y menear la cabeza al ritmo de cualquier canción de Gloria Gaynor." Jajajajaja, cuando uno se levanta de la mesa con paso inseguro y cree firmemente que esta disimulando la borrachera pero en realidad se llevo puestas todas las sillas en los cortos 4 metros hacia el baño.

Y nunca me fui sin pagar, mi conciencia no tiene nada que ver en esto (hace bastante que no la escucho), solo que nunca se me presento la oportunidad..

Ari dijo...

La cobardía y los tacos de 10 cm que uso para disimulas mi metro 49 pueden dificultar esta clase de huídas... siempre tengo que pagar... changos!!

florchas dijo...

me hace acordar a cuando en el cumpleaños de flavia nos fuimos sin pagar dos cervezas. pero eso fue justo porque nos hecharon porque uno era menor, uno de los amigos de martin ari creo que se llama (ademas pelotudo, quein cuando estas en un bar y te preguntan la edad dice: tengo 17?!?) bueno resulta que despues de eso nos hecharon y se olvidaron que habiamos consumido dos quilmes asi que salimos corriendo: flavia, atus, brenda y yo contentas porque nos habiamos quedado con la plata de yanina que habia pagado su parte y se habia ido JAJAJAJAJA. roñosas nos dijieron podes creer?
que injusto.
exepto esa vez no tube otra oportunidad de irme sin pagar... pero con lo chanta que soy no tendria tantos problemas.

besos


fLoR!